Buscar
15:51h. jueves, 06 de agosto de 2020

Joven busca ayuda para costear una nueva operación por tercer tumor maligno que le han detectado

La joven busca ser intervenida en un hospital privado debido al riesgo que significa ser intervenida en un quirófano del Instituto Salvadoreño del Seguro Social debido a la pandemia del coronavirus.

Una joven batalla contra el cáncer desde 2017 y a pesar de las adversidades sigue luchando para poder ser un testimonio que a ese terrible mal se le puede ganar la batalla.

Karen es una joven que a sus 24 años ha sentido el suspiro de la muerte, pero sus ganas de vivir la mantienen con firmeza en la lucha contra los males que la aquejan.

Para 2018, la joven fue intervenida de un tumor maligno que le detectaron a la joven se situaba en su pierna izquierda y del que fue declarada libre tras cuatro meses y 25 sesiones de quimioterapia.

"Vivía mi vida como un milagro, era feliz con solo saber que podía estar viva, pero la felicidad duró poco y mi peor miedo volvió", señaló Karen en una carta enviada a este medio.

Karen sufrió un paro respìratorio a causa de un derrame pleural en uno de sus pulmones, volviendo a someterse a ciclos de quimioterapia.

Los exámenes practicados a la paciente detectaron un tumor, también maligno, en el pulmón izquierdo y que tenía que ser removido mediante otra operación.

"Mis fuerzas físicas y mentales estaban al límite, solo pedía a Dios fuerzas para soportar, seguir y no dejarme vencer", remarca la joven sobreviviente.

El 10 de diciembre de 2019, a la joven le logran extirpar el tumor para iniciar en marzo de 2020 inicia el tratamiento con cinco sesiones de radiocirugías y radioterapia en la ingle.

Las malas noticias no dejan de llegar para la joven quien fue diagnosticada con un nuevo tumor en su pierna izquierda, el cual es más agresivo y crece con mayor rapides.

Debido a la situación que se tiene por la pandemia de la covid-19, Karen no puede ser intervenida en un el hospital del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Debido a esto, la joven ha iniciado una campaña en redes sociales buscando manos amigas que le ayuden a recaudar fondos para poder ser intervenida en un hospital privado.

En cuestión de dos meses, el tumor ha crecido cerca de 8 centímetros, algo que obliga a la mujer a tener que actuar lo más pronto posible.

 

Karen