Buscar
01:27h. domingo, 25 de octubre de 2020

Pandemia

Intereses políticos infectaron de coronavirus a Corinto

Los primeros indicios señalan a la falta de atención que los médicos de la zona pusieron a personas con síntomas del virus.

Corinto se ha convertido en el nuevo epicentro del coronavirus en El Salvador y las razones que se tienen sobre la situación señalan a intereses particulares que quisieron tapar el sol con un dedo.

Fuentes del Ministerio de Salud, que pidieron el anonimato por lo delicado de la situación, señalaron que mandos medios ocultaron por varias semanas las cifras reales de la zona.

"Hay médicos que están metidos en la política y pierden los valores como profesionales de la salud por la ambición de poder", acusó la fuente del caso.

El pueblo limítrofe de Morazán con La Unión tendría más de 2 mil contagios que representan un 15% del total de población que según el censo de 2007 era de 15,410 habitantes.

"Algunos médicos no le dieron la atención debida", agregó la fuente del caso quien enfatizó que esta situación viene desde hace varios días.

"Muchos prefirieron esconder las estadísticas para no hacer quedar mal al Gobierno", acotó el conocedor del caso.

Desde que se detectó el primer caso en El Salvador, hace exactamente seis meses, en esta zona se habían detectado 15 casos.

Un habitante que llegó a la zona siendo portador de la enfermedad comenzó a socializar con sus vecinos y la onda expansiva no fue frenada.

Según comentarios de médicos de la zona, desde hace unas semanas se comenzaron a registrar un aumento considerable en pacientes con síntomas del virus.

El procedimiento del Equipo Interdisciplinario de Contención Epidemiológica (EICE), realizado el pasado lunes en Corinto, no fue casualidad ya que al no poder seguir ocultando la situación el Gobierno diseñó el plan que ejecutan desde la noche del jueves.

El cerco sanitario en la zona era el tercer paso del plan de respuesta de Salud a la situación, se ha conocido que desde horas de la mañana del jueves se tenía listo el despliegue que llegó a Morazán en horas de la noche.

194 kilómetros recorrieron los ministros de Defensa, René Merino Monroy y de Salud, Francisco Alabi, para que 15 minutos después que Bukele recomendara que ambos viajaran a la zona cero estos respondieran que estaban en el lugar.

Bukele anunció que a la zona va llegar un contingente de médicos, 1,000 kits de medicamentos, 20,000 mascarillas, y 6,000 paquetes alimentarios (uno por familia).

Nadie podrá salir o entrar al municipio. Ni de las casas, a menos que sea para realizarse la prueba; se tiene previsto tomar 1,000 muestras este viernes para tener un mejor panorama sobre la situación.

El resto de municipios y el país está a la expectativa si la situación de Corinto no pasó a más o esto vendría a ser el inicio del tan temido rebrote del virus de Wuhan,

"La sobremuestra de Corinto sube los datos totales. Eso pudiera significar algo bueno (si está contenido) o que estamos peor (si ese nivel de contagios se ha esparcido a más zonas)", fue el mensaje de Bukele al final del día.