Buscar
15:41h. jueves, 06 de agosto de 2020

Denuncia

Hija recibe aviso de alta de su padre ingresado por coronavirus y al llegar a hospital El Salvador le informan que murió el sábado

El fallecido era personal de primera línea del Instituto Salvadoreño del Seguro Social en San Vicente.

La familia de José Rivera, anestesista del hospital Santa Gertrudis de San Vicente, señaló a la administración del hospital El Salvador por haber jugado con el estado de salud de su padre.

Según la denuncia publicada en redes sociales, en horas de la mañana del 27 de julio fueron notificados sobre el alta médica de su padre quien había estado ingresado desde hace unos día en el hospital El Salvador.

"Gritamos a los cuatro vientos que mi papá había sido librado de esto", recordó Daniela Rivera, hija de José, sobre la llamada que atendió.

A la familia incluso le señalaron una hora para presentarse al hospital y recibir a su padre quien creían se había sanado del virus que ya ha cobrado centenares de víctimas en el país.

"En la llamada de Trabajo Social del Hospital de EL Salvador informando que mi padre tenía el alta y que teníamos que ir por él a las 2:00 de la tarde", agregó la denunciante.

El jubilo de la familia se trasladó hasta la entrada del nuevo nosocomio hasta donde Daniela llegó con ropa para su padre a quien no había visto desde hace varias semanas.

Daniela recuerda que la alegría y emoción que tenía de a poco se fue convirtiendo en angustia e incertidumbre al no ver a su padre salir por la puerta.

La mujer y la bolsa con ropa que sostenía en sus piernas fue llevada a un cuarto aislado donde sus mayores temores se hicieron realidad.

"Ahí me daban la noticia, la peor de mi vida, todo había sido una equivocación, así "patada al pecho", mi padre había muerto y lo peor que no hoy, sino desde el sábado 25 de julio", recriminó.

"Mi mundo se vino abajo, mi mente no asimilaba y les llevaba la contraria diciendo que no, que ya me habían llamado que solo le llevaba su ropita ¿cómo era posible eso?", reflexionó la doliente.

"Jugaron con mis sentimientos y los de la familia y no es justo, mi papá también fue de primera línea y al menos un trato digno para dar la noticia nos merecíamos. Me duele hasta el alma.

"Hoy lloro por mi padre, pero mas aún por haber jugado con nuestra dignidad como familia de un profesional de salud que perdió esta gran batalla.