Buscar
20:41h. viernes, 25 de septiembre de 2020

Judiciales

Panadero se desnudó para masturbarse frente a clienta y tocó las partes íntimas de otra en Ahuachapán

El sujeto fue condenado a ocho años de prisión por el delito de otras agresiones sexuales.
Panadero
Panadero

Los actos obscenos realizados por un vendedor de pan frente a una de sus clientas le costarán ocho años de prisión, según dictaminó el tribunal de sentencia de Ahuachapán.

Manuel E. Barrientos, de 24 años, fue enconrtado responsable del delito de otras agresiones sexuales en perjuicio de dos mujeres una de 27 años y otra de 34 años.

Según los casos conocidos en la vista pública, el imputado tocó las partes íntimas de una de sus víctimas y se masturbó frente a la otra.

El primero de los hechos se registró en horas de la mañana del 26 de julio de 2018 en la calle principal del cantó el Chayal de Atiquizaya.

María (nombre modificado por ley) regresaba de dejar a sus hijos de la casa cuando fue interceptada por el imputado que se conducía a bordo de una motocicleta azul.

Barrientos se estacionó para esperar a la mujer quien al estar cerca de él se quitó la ropa y procedió a masturbarse.

La mujer intentó ignorar la escena, pero el inculpado la llamó por su nombre y se dio cuenta que era el sujeto que pasaba vendiendo pan por su casa todos los días.

El sujeto procedió a seguir a su víctima para tomarla del cabello y amenazarla con abusar sexualmente de ella dándole una patada en la pierna tirándola al suelo y la víctima no paraba de gritar pidiendo ayuda; por lo tanto, el sujeto desistió y se fue del lugar.

El otro hecho por el que fue procesado ocurrió el 26 de julio de 2018, la víctima de 27 años se dirigía a su casa cuando observó a un sujeto a bordo de una motocicleta comenzó a seguirla.

La víctima optó por apresurar el paso y llegar a su casa, Barrientos -el moticiclista en cuestión- no le dio alcance y le bloqueó el paso.

La víctima señaló que el hombre procedió a tocarle sus partes íntimas y manifestándole que iba abusar de ella cuando apareció una moto taxi cuyo conductor evitó la violación.