Buscar
11:03h. jueves, 29 de octubre de 2020

Judiciales

Matan a borracho que intentó despojar de su celular a una trabajadora en Santa Ana

Un acompañante del muerto resultó con lesiones y logró escapar para ayudar a identificar a los agresores que van a cumplir condena de 30 años de prisión.

El Tribunal 2º de Sentencia de Santa Ana declaró responsable penalmente a William Alexander S., de 24 años de edad, por el delito de homicidio agravado en perjuicio de Kevin Omar Morales; y por homicidio agravado tentado en perjuicio de la víctima con régimen de protección clave “Medellín”. Por el primer delito se le impuso una pena de 20 años de prisión; y 10 años más de cárcel por el segundo, haciendo una suma total de 30 años de prisión.

En el mismo proceso también fu encontrado culpable Jorge Alberto P., de 52 años, por el delito de proposición y conspiración para cometer el delito de homicidio agravado en perjuicio de la víctima “Medellín”, por lo que se le impusieron 5 años de prisión, tomándose como base para dicha pena el tipo penal de homicidio agravado imperfecto o tentado.

A ambos incoados se les impuso la pena accesoria de inhabilitación absoluta de la pérdida de los derechos de ciudadano por igual período de las penas principales impuestas. Mientras que también fueron condenados en concepto de responsabilidad civil de manera abstracta.

El Tribunal también decretó la detención provisional para ambos imputados a efecto del cumplimiento de las penas de prisión impuestas a cada uno, ya que ambos acusados por los delitos conocidos en el presente proceso, se encontraban en libertad irrestricta. Sin embargo, ambos estaban guardando prisión por encontrarse a la orden de otras autoridades judiciales.

Los hechos ocurrieron la noche del 17 de enero de 2018, cuando la víctima y testigo “Medellín” se encontraba en una cantina denominada “El Antojito”, en una esquina frente al parque Colón, de Santa Ana, en compañía de otros dos sujetos. Pero ocurrió que las dos personas que lo acompañaban querían quitarle el teléfono celular a una de las trabajadoras del lugar. Al no lograr el objetivo se fueron y el testigo “Medellín” se fue con el ahora fallecido. Ambos fueron interceptados por un vehículo donde iban a bordo los imputados y otros sujetos. Los obligaron a subir al automóvil y los llevaron a una zona solitaria, donde los golpearon y asesinaron a Kevin Omar. Mientras que el testigo logró escapar.