Buscar
04:55h. domingo, 05 de julio de 2020

Judiciales

Familia de piloto demandará al Estado Mayor para conocer causas de su muerte en Mali

El cuerpo del teniente coronel llegó al país este domingo luego de casi un mes de haber fallecido en circunstancias que no están esclarecidas.

La repatriación del teniente coronel piloto aviador Carlos Moisés Guillen Alfaro, quien murió hace un mes en Mali, sufrió un retraso según confirmaron fuentes cercanas a la familia.

Las circunstancias en las que murió el elemento militar no están claras y su familia exige conocer.

El cuerpo del militar llegaría embalsamado y su familia fue obligada a enterrarlo inmediatamente pese a que el caso no se trata de un paciente covid-19, como se aclaró en un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tras declaraciones del ministro de Defensa, René Monroy, quien dijo que era positivo.

Según una fuente cercana a la familia de Guillen Alfaro, el Gobierno se ha mostrado hermético con el caso y no quieren entregar el informe de los médicos del hospital de la ONU que lo atendieron y donde se señala su causa de muerte.

"La familia cree que quieren hacerlo pasar como un paciente de la covid-19 para dar un monto menor al que tienen derecho como indemnización", aseguró el conocido quien también señala que ya se está preparando una demanda para conocer las causa de la muerte de su ser querido.

"Lo de la demanda lo harán si no dan el informe médico que establezca la causa de muerte dado por los funcionario, médicos de Malí o Naciones Unidas", señaló la fuente quien conoció de cerca al piloto.

Las contradicciones del caso

El cuerpo de Guillén será entregado a sus familiares en el aeropuerto Monseñor Romero a las 3:00 de la tarde de este domingo.

La familia tenía previsto realizar actos fúnebres en su honor, pero representantes del Ejecutivo no autorizaron que lo velen sino que sea enterrado sin ceremonias previas en Jardines del Recuerdo.

Según se ha detallado, Guillén Alfaro presentó problemas de anemia e hipertensión, los que habrían provocado el paro cardíaco por el que murió.

El informe dado por Merino Monroy señala que el oficial, miembro del contingente militar Torogoz V, falleció el pasado 28 de mayo.

El militar recibió un tratamiento médico por malaria y en un primer momento se dijo que positivo a la covid-19, pero tras dos pruebas realizadas en un hospital de la ONU se determinó que era negativo al virus.