Buscar
20:48h. martes, 24 de noviembre de 2020

Denuncia

Familia deberá esperar siete años para saber si han localizado tumba de familiar entregado a otra por error en hospital Rosales

Ha pasado solo un mes de los siete años que esta familia deberá esperar para poder iniciar el duelo y cerrar el ciclo de dolor.

Una familia deberá esperar siete años para saber si el cuerpo que han localizado en el cementerio La Bermeja es el de su madre quien falleció en el hospital Rosales y fue entregada de manera equivocada a otras personas que procedieron a enterrarla con protocolo de coronavirus.

Desde hace un mes, la familia Tejada Meléndez ha intentado comenzar el duelo para cerrar el ciclo de dolor por la pérdida de su madre, pero las leyes por la pandemia se lo han impedido.

Amelia Tejada de Meléndez padeció de un problema de artritis reumatoidea durante muchos años, algo que la llevó a pasar los últimos 22 años de su vida en una silla de rueda.

A mediados de junio del presente año, Amelia presentó problemas de ulcera en una de sus piernas y fue ingresada en el hospital Bautista, pero el costo del ingreso obligó a su familia a pedir traslado.

Con el temor que solo el nombre implica, el 1 de julio la mujer fue trasladada al hospital Rosales, lugar al que llegó en condición delicada y en el que tuvo que esperar más de ocho horas para que se le asignara cama.

"Sabíamos que mi mamá iba a fallecer, pero nosotros queríamos hacer hasta lo último para que ella se mantuviera con vida", Carolina Meléndez, hija de la fallecida.

El 2 de julio de 2020, Amelia Tejada de Meléndez, falleció a causa de un paro cardíaco provocado por una insuficiencia venosa, pero su cuerpo nunca fue entregado a su hija y el resto de su familia que ha vivido un calvario a causa de la situación.

En horas del medio día, la familia recibió la noticia de la muerte de su madre, quien llamó con la información le explicó a la familia que tenía que retirar el cadáver con una funeraria, algo que les tomó tiempo debido a la demanda que tienen.

El inicio del calvario

A las 4:00 de la tarde de ese mismo día, los hijos de doña Amelia llegaron al nosocomio en donde la burocracia les alertó que algo malo estaba ocurriendo.

El reloj marcaba las 9:00 de la noche cuando la versión sobre la muerte de Amelia dio un giro inesperado ya que a su familia se le informó que la mujer había fallecido por covid-19 y no por causas naturales.

"Los empleados que me atendieron se miraban extrañados por que en la morgue solo estaban dos hombres que habían fallecido por causa natural" 

WhatsApp Image 2020-08-03 at 1.36.50 PM (1)La desesperación se apoderó de Carolina y su padre, lo primero que se le ocurrió a la mujer fue llamar a la Policía para denunciar el caso "estábamos desesperados y comenzamos a gritar", remarcó Meléndez.

El esposo de Tejada fue quien ingresó a la morgue a buscar su cuerpo, llegó a revisar 20 cadáveres, pero ninguno era el de la mujer con la que convivió muchos años de su vida.

"Horrorizados nos damos cuenta que el cuerpo de mi madre no estaba", recordó la mujer quien aún se le quiebra la voz cuando se pasa por su mente el momento vivido.

Al día siguiente, los Meléndez regresan y la respuesta de los encargados del área es responsabilizar a la funeraria sobre lo ocurrido.

Según la abogada de la familia Meléndez Tejada, las autoridades del nosocomio no han dado una versión oficial de los hechos, incluso la ayuda que dieron para localizar el cuerpo de Amelia fue poca.

“Se tuvieron que valer de gente que se solidarizó con ellos y así fue como pudieron dar con el paradero del cadáver”, señaló la defensora de la familia que dice va a proceder legalmente por el caso.

"Tuvimos que hacer nuestra propia investigación, pedimos el reporte de los cuerpos que salieron entre dos y nueve de la noche y ahí nos dimos cuenta que el cuerpo de mi madre fue entregado a personas equivocadas que ya la habían enterrado".

Finalmente, la familia logra localizar a quienes habían enterrado el cuerpo de Amelia, algo que provocó un shock emocional en ambos grupos que aún no encuentran solución y mucho menos dan crédito a lo acontecido.

"Le tomamos una foto a la otra persona que estaba ahí (en la morgue) y horrorizada la hija nos confirma que ella era su mamá a la que creía había enterrado un día antes", sostuvo Carolina.

La paciente con la que confundieron a Amelia murió a causa de coronavirus y por eso es que su familia no abrió el ataúd y sin verificar procedió con el entierro de alguien que no conocían.

"Se nos quitó el derecho de tener una velación y ahora se nos está negando el derecho de darle una santa sepulura en un lugar que con amor le compramos"

Las leyes que prohiben la exhumación 

El 23 de julio se había programado la exhumación de cadáveres en el cementerio La Bermeja, lugar al que llegaron representantes de Medicina Legal, Fiscalía y hasta el juez que había ordenado el procedimiento.

La familia buscó una autorización legal, pero un juez negó la petición ya que el supuesto cuerpo de Amelia se encuentra e una cripta doble en la que hay una persona que murió por covid-19.

"Estamos suplicando para que se pueda exhumar el cuerpo de mi madre y poderla llevar a un lugar donde nosotros la queremos tener", señaló la denunciante.

"Hay una ley que dice que se debe de esperar siete años para poder hacer la exhumación, pero nosotros no hemos podido iniciar el duelo por que no hemos dado sepultura a mi madre", agregó.

"Le pido al ministro de Salud y al presidente que nos permitan tener la oportunidad de darle santa sepultura, mi papá está deprimido, casí no come, ha bajado de peso y no duerme, es horrible".

Según lo establecido, la exhumación podrá realizarse en siete años, tiempo en el que las dos familias afectadas por el error del hospital van a vivir con la incertidumbre de saber si sus familiares ya han sido encontrados.

"No estamos seguros de dónde está el cuerpo de mi mamá", remarcó la mujer que espera que sus palabras hagan eco en las autoridades.