Buscar
09:11h. miércoles, 21 de abril de 2021

Estados Unidos

Soldado Vanessa Guillén fue asesinada a martillazos y luego descuartizada

La novia del asesino reveló los detalles que su pareja le contó antes de suicidarse.
Vanessa (1)

Se conocen nuevos detalles sobre la muerte del soldado Vanessa Guillén. Documentos judiciales revelan que la joven fue asesinada a martillazos en abril pasado en la base militar Fort Hood, en Texas.

El victimario, un compañero que después de cometer el crimen sacó el cuerpo de Guillén del recinto, y la descuartizó antes de enterrarla en los alrededores.

Los detalles los dio Cecily Ann Aguilar, pareja del asesino identificado por las autoridades como Aaron Robinson, de 20 años, que se suicidó cuando la policía estaba por interrogarlo tras descubrir restos humanos en la zona.

El 30 de junio, la policía interrogó a  su novia, quien reconoció que Robison le contó lo ocurrido el mismo día que Guillén desapareció, el 22 de abril.

El hombre habría contado que golpeó a la mujer con un martillo, varias veces hasta matarla.

Las autoridades revelaron además que dos testigos dijeron ver a Robinson saliendo de la base con una caja grande y con ruedas.

La novia del homicida reconoció que fue con su pareja a buscar el cadáver de Guillén y que lo ayudó a desmembrarla con un hacha y cuchillo, separando las extremidades y la cabeza.

Posterior a esto intentaron quemar el cuerpo pero no tuvieron éxito, abrieron tres agujeros en la tierra y la enterraron.

El análisis del uso del teléfono de Robinson habría sido lo que llevó a los investigadores a considerarlo sospechoso, al recibir uno de los últimos mensajes de texto que Vanessa envió desde su celular esa noche en la base militar.

La información de su celular fue lo que reveló además que la pareja volvió al lugar donde enterraron el cuerpo para intentar quemarla de nuevo y enterrarla en el mismo lugar.

La mujer detenida ha sido acusada de conspiración para la manipulación de pruebas.

Los documentos con la información sobre el crimen salieron a la luz después de que los responsables de Fort Hood aseguran que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual, hechas anteriormente por Guillén, con el crimen.