Buscar
08:12h. viernes, 05 de marzo de 2021

Catar 2020

Rugido francés

Con un doblete de André Pierre Gignac, los Tigres de México se impusieron a los coreanos del Ulsan.
Tigres - ULS
Foto cortesía de FIFA

Los Tigres de México vinieron de atrás para adelante en su debut en el Mundial de Clubes Catar 2020 en el que vencieron al Ulsan Hyundai de Corea del Sur.

El partido que se vio marcado por un inicio lento ante los reclamos de varios jugadores asiáticos debido al nivel de aire que tenía cada balón que se les daba para jugar.

Los tigres coreanos pasaron cerca de 6 minutos reclamando y haciendo ver al árbitro que a los balones les faltaba aire.

Superado el inconveniente, el Ulsan comenzó a dominar el partido y al minuto 24 consiguió abrir el marcador con un remate de cabeza de Kee-hee Kim.

La reacción del cuadro regio no se hizo esperar y tras verse abajo en el marcador sus figuras comenzaron a tener más protagonismo.

Al minuto 38, André Pierre Gignac apareció solo en el punto penal del área rival para rematar y vencer al portero rival Hyen-woo Jo.

Los aztecas continuaron siendo superiores y esto comenzó a ser suficiente para que minutos más tarde amarraran el pase a la siguiente fase.

El defensa surcoreano que abrió el marcador pasó de héroe a villano sobre el final del primer tiempo cuando otorgó un penal tras conectar con la mano en su área.

El VAR marcó la pena máxima que procedió a cobrar el francés Gignac con un potente disparo que a la postre sería el gol que le da el pase a los mexicanos a semifinales.

Los mexicanos avanzan a semifinales en las que se verán las caras con el Palmeiras de Brasil el próximo domingo 7 de febrero.

El segundo tiempo fue más parejo, el buen parado defensivo de los dirigidos por Ricardo Ferreti les permitió mantenerse arriba en el marcador.