Buscar
15:15h. lunes, 03 de agosto de 2020

Schumacher padece atrofia muscular severa y osteoporosis, según una revista inglesa

Desde su accidente hace siete años, son pocos los detalles que se conocen sobre su estado de salud. La familia del ex campeón de Fórmula Uno no se refiere oficialmente al tema.
La familia de Schumacher se maneja con mucho hermetismo
La familia de Schumacher se maneja con mucho hermetismo

Michael Schumacher habría sufrido serias consecuencias tras el grave accidente que sufrió esquiando en diciembre de 2013 en los alpes franceses.

Si bien su familia se niega a dar detalles del estado de salud del siete veces campeón de Fórmula 1, se sabe que tuvo una severa lesión cerebral; y en las últimas horas  un medio de comunicación inglés ha asegurado tener información de un parte médico oficial, sobre cómo está el ex piloto.

El diario Mirror tituló el artículo como “Los devastadores problemas de salud secretos de Michael Schumacher luego de su terrible accidente de esquí”, y en él asegura que físicamente el ex campeón luce irreconocible pues padece una atrofia muscular avanzada y osteoporosis, lo que hace que sus huesos sean notoriamente débiles, lo que lo hace pasar totalmente en cama.

El artículo es firmado por la periodista Jane Lavender que cita además al neurocirujano italiano Nicola Acciari: “Debemos imaginar a una persona muy diferente de la que recordamos en la pista, con una estructura orgánica, muscular y esquelética muy alterada y deteriorada. Ese es el resultado del trauma cerebral que sufrió”.

La salud de Schumacher siempre es tema de discusión y controversia, hace unos meses se difundió la noticia de que sería sometido a una transfusión de células madre con el fin de mejorar su estado de salud. Sin embargo, este rumor nunca se comprobó y personas cercanas al alemán dijeron que la idea nunca fue considerada por la familia.

El ex piloto que actualmente tiene 51 años, disfrutaba de su primer año de retiro esquiando sin embargo el trágico accidente cambió el rumbo de su vida totalmente.

Aunque se le practicaron dos cirugías de emergencia el golpe fue bastante severo.  Estuvo en coma inducido varios meses y fue trasladado a una clínica de rehabilitación por un tiempo, sin embargo tras más de un año su familia decidió trasladarlo a su residencia en Suiza donde vive bajo un estricto silencio para quienes trabajan en el lugar.